MI DIARIO A DIARIO

Buenas noticias, siempre

Nueva generación de Fotoprotectores de la línea Pediatrics: ISDIN te ayuda a proteger la piel de niños y bebés

La piel de los niños debe cuidarse con mucha responsabilidad, aplicando los fotoprotectores adecuados para su delicada piel que necesita un cuidado extremo para evitar daños prematuros y molestias innecesarias.

Pensando en los niños y bebés, a partir de los 6 meses, ISDIN ha desarrollado una gama específica de fotoprotección pediátrica en base a filtros solares minerales, a la vitamina E y a la provitamina B5, componentes que protegen al sistema inmune de la piel del niño de los efectos negativos de la radiación ultravioleta.

La innovación continua de ISDIN pone al alcance de sus consumidores texturas adaptadas a distintas necesidades ofreciendo un óptimo balance entre eficacia, seguridad y texturas de última generación.

Aptos para todo tipo de pieles, incluidas las atópicas, para esta temporada de sol la línea de fotoprotectores para niños de Isdin spresenta fórmulas mejoradas y tienen las siguientes características comunes:

Son muy resistentes al agua
Los niños adoran el agua y estarían en remojo horas y horas. Para seguirles el ritmo, los fotoprotectores Pediatrics resisten 80 minutos al agua, ¡el doble que en adultos!

Resistentes a la fricción
Generalmente, no se secan tranquilamente al sol y se frotan con la toalla. Por eso, los fotoprotectores Pediatrics se mantienen en la piel incluso tras la fricción.

Una formulación ideada para su piel delicada
Gracias a sus filtros solares, a la vitamina E y la provitamina B5, la piel del niño estará protegida de los efectos negativos de la radiación UV.

Innovación en cada textura y fotoprotección inteligente
Isdin posee una línea específica desarrollada para cuidar la piel inmadura de los niños y del bebés, que es muy resistente al agua y a la fricción.

Todos los fotoprotectores para niños se deben aplicar generosamente sobre la piel seca, media hora antes de la exposición solar. Reaplicar cada 2 horas y tras transpirar, nadar o secarse con toalla. Al reducir esta cantidad, se reduce el factor de protección. Su uso debe ser a partir de 6 meses.

Pediatras y dermatólogos recomiendan no exponer a los niños y bebés directamente al sol y protegerles adecuadamente (ropa, sombreros, gafas de sol y fotoprotectores de SPF alto). En niños menores de seis meses de edad no se recomienda la exposición al sol.

Recuerda que el daño de la piel se acumula en nuestros primeros años de vida y que la piel del bebé es un 60% más fina que la de un adulto, tiene un pH casi neutro, menos vello, la unión entre sus capas es más débil y tiene una mayor facilidad para la pérdida de calor y agua, por lo tanto, menos capacidad de protección.

Los fotoprotectores de la línea Pediatrics de Isdin constituyen la mejor arma de prevención frente a este daños, pudiendo reducir la probabilidad de aparición de lesiones e incluso cáncer de piel.

Un 80% del envejecimiento de tu piel se debe al sol y la radiación solar causa un daño que se acumula y que tiene efectos en el ADN celular.

El sol cambia el tono y la aspereza de la piel, destruyendo su colágeno, deterioro que luego se traduce en una piel envejecida, con arrugas profundas, piel engrosada y manchas de la edad.

Una protección diaria adecuada desde la infancia permitirá protegerla frente a este deterioro.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *