MI DIARIO A DIARIO

Buenas noticias, siempre

El documental de HBO “Crazy, not insane”, una visión provocadora sobre la mente de los asesinos seriales, se estrena el 24 de noviembre

La psiquiatra Dorothy Otnow Lewis dedicó su carrera al estudio de asesinos en busca de respuestas para la pregunta sobre por qué matamos. CRAZY, NOT INSANE, con dirección y producción del ganador del Oscar® Alex Gibney (“Agentes del Caos” y “Desangrando a Silicon Valley”, de HBO), se estrena el martes 24 de noviembre a las 22hs en HBO y HBO GO. Este instigador documental explora, como si fuera la historia de un detective científico, las iniciativas de la Dra. Lewis a lo largo de su vida para lograr ver los homicidios más allá de los detalles terribles, observando el corazón y la mente de los asesinos.

Exhibido en la selección oficial del Festival Internacional de Venecia de 2020, el documental presenta a la Dra. Lewis y su investigación, que incluye entrevistas grabadas en el corredor de la muerte y examina las experiencias formativas y disfunciones neurológicas de asesinos famosos como Arthur Shawcross y Ted Bundy, desafiando la noción del mal y la idea de que los asesinos no deberían haber nacido.

La renombrada psiquiatra y escritora Dorothy Lewis comenzó su carrera trabajando con chicos, inclusive jóvenes infractores violentos. Ese contacto con testimonios de abuso físico y sexual en la infancia la llevó a investigar cómo los traumas infantiles –en general asociados a algunos daños neurológicos– pueden sembrar las semillas de impulsos asesinos en adultos.

Sus descubrimientos la convirtieron en una especialista en trastorno de identidad disociativo (anteriormente conocido como trastorno de personalidades múltiples), a medida que observaba de primera mano como los asesinos alternaban sus personalidades –o sus “alters”, como les llama– durante el período en que ella los examinaba. Aunque las conclusiones de la Dra. Lewis hayan sido muchas veces rechazadas por colegas, como el conocido psiquiatra forense Park Dietz, sus filmaciones de entrevistas en el corredor de la muerte muestran transformaciones significativas de “alters” desarrollados en la infancia, muchas veces como una forma de soportar e incluso vengarse del dolor sufrido.

Entre los casos más conocidos presentados por la Dra. Lewis está el de Arthur Shawcross, condenado en 1991 por el asesinato de 11 mujeres. Mientras las grabaciones de las charlas de Lewis con Shawcross lo muestran con los “alters” de su madre vengativa y de un caníbal del siglo XIII, en el juicio fue considerado sano y culpable. Lewis también fue unas de las últimas personas a entrevistar a Ted Bundy, poco antes de su ejecución. En una cinta de audio incluida en el documental, Bundy fue excepcionalmente sincero con la psiquiatra, y reveló nuevos detalles contrarios a lo que se sabía sobre él. Una de las cosas que Lewis lamenta es nunca haber podido examinar el cerebro de Bundy, para buscar pistas sobre aquello que lo llevó a ser uno de los asesinos seriales más famosos del mundo.

CRAZY, NOT INSANE es una innovación de estilo de Gibney, quien usa una combinación ecléctica de cinema verité, grabaciones en video de evaluaciones psiquiátricas, animaciones diseñadas a mano y filmaciones caseras con el objetivo de explorar las complejidades de la mente humana. Textos de la Dra. Lewis son leídos por la actriz Laura Dern (“Big Little Lies”, de HBO, y “The Tale”) para proporcionar más información sobre su carrera y los casos que siguió. Con imágenes de la psiquiatra garabateando en libros de notas en su desarreglada estancia, transformada en taller de clases de dibujo de formas humanas, el retrato que Gibney compone de Lewis pretende mostrar a una mujer de curiosidad ilimitada dispuesta a explorar zonas que otros no están dispuestos a conocer.

Además de Shawcross y Bundy, entre otros asesinos famosos condenados y prisioneros en el corredor de la muerte, evaluados por la Dra. Lewis, están Mark David Chapman, David Wilson, Marie Moore y Joseph Paul Franklin. El documental también incluye un video de la entrevista de la Dra. Lewis con el “ejecutor viajante” Sam Jones, un electricista que ejecutó centenas de sentencias de pena de muerte. Mientras afirma haber electrocutado en la silla eléctrica sin remordimiento a asesinos condenados, Jones muestra una serie de pinturas perturbadoras que hizo después de cada ejecución, que revelan su perturbación interna.

El título CRAZY, NOT INSANE es una referencia coloquial al conflicto que el sistema judicial – ámbito donde ciertos pedidos de justicia pueden transformarse en deseos de venganza– mantiene con el mundo de la ciencia médica respecto a la definición de enfermedad mental grave. Durante muchos años, Dorothy Lewis atestiguó en casos de pena de muerte sobre si los asesinos condenados tenían sanidad mental suficiente para ser condenados. Sus descubrimientos y conocimientos forenses ayudaron a cambiar leyes y el modo en que los abogados llevaban adelante casos de sus clientes condenados a muerte.

El documental también aborda la pena de muerte en sí misma, destacando la investigación que señala que los estados donde hay pena de muerte tienden a tener un índice de asesinatos más alto que los demás, cuestionando la teoría de que la pena de muerte desalienta la violencia. La producción plantea una cuestión importante: si los asesinos peligrosos son detenidos y las personas están protegidas, ¿por qué la sociedad está tan decidida a ejecutar a esos seres humanos?

HBO Documentary Films presenta CRAZY, NOT INSANE, una producción de Jigsaw Production dirigida por Alex Gibney, quien también es productor, Ophelia Harutyunyan, Erin Edeiken y Joey Marra; producción ejecutiva de Stacey Offman, Richard Perello y Maiken Baird; productoras ejecutivas por HBO: Nancy Abraham y Lisa Heller.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *