MI DIARIO A DIARIO

Buenas noticias, siempre

Justo se une a Co-emprende con asesorías personalizadas a microempresarios chilenos

La recesión económica sumada a las restricciones de movilidad por la pandemia, causaron la pérdida de cientos de trabajos en Chile, por lo que muchos decidieron emprender. De hecho, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) se generó el incremento de 590 mil puestos de trabajo, de los cuales, la gran mayoría se produjeron por el autoempleo, emprendimientos propios o trabajos informales. Además otras cifras, demuestran que hasta mayo del 2021 el incremento de este tipo de trabajadores aumentó en un 24%, una cifra que no se había logrado desde el año 2010.

Por otro lado, datos del Global Entrepreneurship Monitor (GEM) 2020, informe anual que muestra el estado del emprendimiento en Chile, señala que el 80% de las personas que decide emprender, lo realiza por la dificultad  de conseguir un empleo debido a la escasez de opciones laborales y que estos generalmente tienen una vida útil promedio de dos años por falta de conocimientos.

Es por ello que Justo, la startup nacional que está marcando pauta en Chile y también en el resto de Latinoamérica, se une a Co-emprende, la corporación sin fines de lucro que apoya a microempresarios de barrio a través de asesorías personalizadas, con voluntarios de distintas áreas para ofrecerles nuevas herramientas comerciales y competencias necesarias para que estos pueden emprender, logrando la digitalización y crecimiento de su negocio.

“Nos aliamos con Co-emprende porque creemos que es una forma de aportar con un granito de arena a quienes están cerca de nuestro negocio. En Justo el 50% de nuestros clientes son PyMes, y con esta oportunidad podremos acompañar a los microempresarios en el camino para ser una empresa exitosa”, comenta Yael Numhauser talent manager de Justo.

Esta alianza, es un programa de cuatro meses donde los microempresarios postularon comentando sus problemáticas y al rubro al cual se dedicaban. Después se entrevistó a los voluntarios enviándoles las opciones para que eligieran la mejor alternativa según sus conocimientos. De esta forma, se les asignará dos asesores de Justo afines a sus características y según su experiencia profesional. Posterior, se les capacita y se comienza a trabajar un mínimo de dos horas semanales con el propósito de que los microempresarios puedan evolucionar y aprender nuevas técnicas para el fortalecimiento de su emprendimiento.

Por otra parte, muchos de los emprendedores no poseen las habilidades tecnológicas ni los estudios, ya que según datos del INE, sólo un 30% de los microempresarios tienen una carrera de formación técnica, por lo que,  realizando este “match” entre los profesionales de Justo y las PyMes, se puede generar un impacto positivo a corto, mediano o largo plazo para potenciar sus negocios.

“Estas mentorías significan mucho para Justo, ya que, con este apoyo nuestros colaboradores vivirán experiencias enriquecedoras en otros contextos, que no les ha tocado apreciar. Además esta instancia puede ser el inicio de una relación, además de que puede llegar a ser un posible nuevo cliente de Justo”, cierra Numhauser.

Por último, para medir el impacto de las mentorías,  a cada participante se le realiza una encuesta al inicio de la iniciativa para obtener una radiografía general del negocio. Al finalizar los cuatro meses, se vuelve a efectuar para concluir en qué aspectos se ha mejorado y que hoja de ruta se debe seguir para ser una empresa exitosa.

Para conocer más sobre Justo ingresar a www.getjusto.com o descargar la Justo app, que está disponible de manera gratuita a través de Google Play y App Store.