MI DIARIO A DIARIO

Buenas noticias, siempre

La increíble transformación del Hotel Pullman El Bosque

Una renovada imagen y ambiente que cautivará a quienes se hospeden o visiten su moderno Restaurant Lila. 

El proceso de remodelación del Hotel Pullman El Bosque es un proyecto de gran envergadura que implicó un cambio profundo en sus dependencias para lograr la instauración del concepto “The Junction by Pullman Hotels” donde se eliminan barreras para abrir espacios y transformar el Lobby en un espacio vivo. Con este cambio se busca que Pullman El Bosque, y su nuevo Bar & Restaurante Lila, sean punto de encuentro para amigos, colegas y viajeros, así como un lugar ideal para reuniones de negocios. Con este cambio, el hotel ofrece a los viajeros modernos, nómades globales hiperconectados, un lugar relajado, una atmósfera vibrante, moderna y acogedora, que además cuenta con espacios funcionales para trabajar o descansar.

La transformación, que implicó una inversión de USD 6.9 millones por parte de los socios locales, comenzó en octubre del año pasado y se trabajó en dos etapas. La primera con foco en las áreas comunes: lobby – restaurant – bar y terraza techada; y la segunda centrada en las 234 habitaciones y pasillos existentes y en la incorporación de nuevos formatos de habitaciones: Junior Long Stay, Ejecutiva y Presidencial.

“Con esta reforma ponemos a disposición de nuestros huéspedes y visitantes una gran experiencia, todas nuestras dependencias fueron diseñadas, construidas y decoradas con elementos de alta gama para asegurar confort. Contamos con áreas comunes excepcionales como nuestro jardín completamente remodelado pensando en reuniones sociales al aire libre, la piscina climatizada, el gimnasio con gran vista a Santiago en el piso 18 y el “Gran Santiago”, un versátil salón de 200 mt2 para albergar eventos de toda índole. Lo anterior, sumado a las 3 nuevas categorías de habitaciones y los tres pisos De Luxe nos permite asegurar una estadía inolvidable que sin duda quienes nos visitan querrán repetir”, aseguró Daniel Pizarro, Gerente de Pullman El Bosque.

El lobby del Pullman El Bosque adquiere vida, color y sabor gracias al sorprendente Bar & Restaurant Lila, que invita a toda la comunidad local, coworkers, personas que disfrutan de su tiempo libre y, por supuesto a sus huéspedes a disfrutar de su propuesta culinaria “Fast casual”, un concepto novedoso e innovador que asegura la buena calidad, con ingredientes saludables y con el extra de un servicio rápido, pensando en una sociedad más consciente de lo que come, donde cada vez más personas optan por opciones más sanas, con alimentos menos industrializados e ingredientes frescos.

La carta del Bar & Restaurant Lila es sustentable, variada y destaca por preparaciones innovadoras, con materias primas propias de nuestro país, que sin duda sorprenderán a sus comensales. Su Chef Ejecutivo, César González, consolidado en el rubro hotelero, destaca que  “La propuesta gastronómica que estamos presentando se basa en productos locales que se consiguen con facilidad y que, preparados y combinados con elementos de otras culturas generan resultados sorprendentes. Nuestra cocina de autor reinterpreta preparaciones clásicas, resaltando nuestros ingredientes dentro de una gastronomía internacional fresca, práctica y rápida, para satisfacer a quienes quieren comer rico y vivir una grata experiencia, al valor justo, eso es lo que buscamos.”

La coctelería también es protagonista en Lila, con preparaciones como el Bourbon Apple Pie un macerado de manzanas rojas, canela y azúcar rubia y bourbon, que tiene una interesante presentación que incluye, en presencia del comensal, liberar un ahumado de romero que impregna la preparación dándole un toque y una puesta en escena espectacular.   

Diseño e iluminación

A través de la amplitud espacial y el contraste de texturas y acabados, Pullman El Bosque crea una experiencia donde el mobiliario,  el arte, la  tecnología  y la iluminación se unen para dar la bienvenida. Mediante una composición de más de 25 lámparas Halo Jewel, se impone un “WOW Effect” logrando captar la atención incluso desde el exterior. Su mobiliario adaptativo, bancas circulares y elementos decorativos generan un ambiente acogedor y habitable, cuyo remate final se obtiene con la obra del grupo Trimex Collective, donde nuevamente la luz cobra vida y mediante la instalación de un elemento geométrico se pueden representar distintas escenas que simulan paisajes naturales dentro de la atmósfera del lobby, todo pensado en invitar al usuario a habitar el espacio, ya sea para actividades de negocios o recreativas, y disfrutar de sus atributos.