MI DIARIO A DIARIO

Buenas noticias, siempre

Los 5 destinos sustentables de Argentina que debieras conocer en 2021

El autocuidado que nos sugiere la Pandemia ha producido que más chilenos tomen la decisión de vacacionar en lugares alejados de las grandes ciudades, priorizando la naturaleza y los destinos sustentables. De este modo, diversos sitios de Argentina se han ido posicionando entre los favoritos de los viajeros que buscan conectarse con el medioambiente y tener una experiencia más segura.

Argentina cuenta con una enorme biodiversidad, que le permite ofrecer destinos únicos y de impresionantes paisajes, muchas veces desconocidos por los chilenos y muy bien valorados por su respeto al medioambiente y prácticas sustentables.

Por esta razón, el país trasandino presenta cinco novedosos destinos sustentables para los chilenos que decidan visitar el país vecino en los próximos meses:  

1. Safari Fotográfico por el Campo de Piedra Pómez

En la Provincia de Catamarca, al norte de Argentina, se encuentra un fascinante campo de piedra pómez, formado naturalmente por una gran explosión volcánica, comparable con una bomba atómica. El lugar está repleto de laberintos de roca, tallados por los fuertes vientos de la puna y rodeados por un majestuoso paisaje de imponentes dunas de arena y volcanes.

Este destino ofrece un tour fotográfico espectacular, que incorpora al desértico paisaje lagunas de sal y una gran diversidad de animales silvestres, como flamencos y vicuñas.

2. Avistamiento de Ballenas en Chubut

Considerada por la UNESCO como Patrimonio Natural de la Humanidad, la Península de Valdés, en la Provincia de Chubut, alberga una gran diversidad de animales marinos, pero su gran protagonista es la Ballena Franca.

Esta zona, ubicada en plena Patagonia Argentina, es reconocida como uno de los destinos de avistamiento de ballenas más importante del mundo, principalmente por el gran número de ejemplares y las características de la especie que se encuentra en la zona, que es muy mansa y no se asusta de las embarcaciones, lo que facilita el encuentro.

De hecho, la mayoría de los destinos en el mundo para el avistamiento de ballenas requieren de un tiempo no menor de navegación, cosa que en Chubut no sucede, puesto que pueden divisarse incluso desde la orilla de la playa.     

3. Ecoturismo en el Humedal Jaaukanigás

Al nordeste de la Provincia de Santa Fe, se encuentra este hermoso y salvaje lugar, que alberga a más de 700 especies de mamíferos, aves, peces, anfibios y reptiles, en sus cerca de 500 mil hectáreas; entre ellas, el carpincho -el roedor más grande del mundo-, la gran anaconda amarilla, el yacaré y el mono aullador.

Este hermoso destino tiene rutas de senderismo, cabalgatas, canotaje, kayak y navegaciones, como también, actividades de avistamiento de animales y conexión con la naturaleza, para vivir una experiencia de cercanía máxima con el medioambiente y su biodiversidad.

4. Caminata con raquetas desde Las Cuevas

Muy cerca de la frontera entre Chile y Argentina, el poblado de Las Cuevas -el primer asentamiento urbano tras el cruce hacia al país trasandino- ofrece una actividad que permite disfrutar de la montaña y sus espectaculares paisajes. Si bien requiere de un buen estado físico, no necesita de conocimientos ni experiencia.

Se trata de una caminata sobre la nieve, en raquetas, que entrega escenas impresionantes del Aconcagua y la Cordillera de Los Andes.

En la misma localidad, se pueden disfrutar de otros atractivos turísticos, como el Cristo Redentor de Los Andes (el símbolo de la paz entre Chile y Argentina) y los vestigios de lo que fue alguna vez una obra de ingeniería magnífica: el tren que recorría ambos países entre las entrañas de la montaña.

5. Paseo por las nubes:  La Cuesta del Obispo

Finalmente, la quinta recomendación para los chilenos que deseen visitar destinos sustentables de Argentina, es la reconocida Cuesta del Obispo, en la Provincia de Salta. Un maravilloso camino zigzagueante entre las montañas, que culmina en la famosa Piedra del Molino, a 3.457 metros sobre el nivel del mar.

Un camino fascinante, que -por su atractivo y paisajes- se le conoce como “paseo por las nubes”.